Actualidad Bariloche | verano | Turismo

Bariloche: los imperdibles de la ciudad para el verano

Arrancó la temporada de verano en Bariloche y en esta nota te acercamos todas las propuestas que ofrece la localidad.

La temporada estival dice presente en toda la Patagonia y varias localidades se llenaron de turistas, como es el caso de Bariloche un lugar elegido por muchos. La ciudad se caracteriza por su amplia variedad de actividades para el disfrute de grandes y chicos, es por ello que en esta nota te acercamos todas las propuestas que podes realizar durante en verano.

1) Paseo a Puerto Blest y Lago Frías en catamarán

Puerto Blest fue el primer territorio del Parque Nacional Nahuel Huapi, al mismo se puede llegar desde Puerto Pañuelo en una excursión lacustre que recorre el Brazo Blest. De camino al destino, podrás observar cómo cambia el ecosistema y se adentra hacia la fresca selva valdiviana, un trayecto mítico del Cruce Andino.

FV 790 VERMONT

2) Día de playa en los lagos cristalinos del Parque Nacional Nahuel Huapi y Kayak

Otra opción, se ubica entre las cercanías del centro de la ciudad y el Río Manso, se encuentran los lagos Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez, Mascardi, Guillelmo, Steffen y Martin. En todos se puede disfrutar en las maravillosas playas de aguas transparentes y acampar en los predios autorizados. Además, quienes lo deseen pueden animarse a travesías en kayak y divertirse conociendo las costas y profundidades de los lagos.

playa-bonita-06.jpg
Playa Bonita, Bariloche, un imperdible para el verano.

Playa Bonita, Bariloche, un imperdible para el verano.

3) Subir a un refugio de montaña

Múltiples senderos llevan a los refugios más emblemáticos de este destino, también conocidos por la famosa carrera de los 4 refugios del Club Andino Bariloche, ello son el Refugio López, el Manfredo Segre (Laguna Negra), Frey y General San Martín (Jakob) y los del Cerro Tronador: el Rocca, Ilon y Otto Meiling.

Es importante mencionar que los refugios son aptos para caminantes de nivel medio. Al Cerro Tronador se le dio su nombre por el sonido a trueno que generan los desprendimientos de sus siete glaciares. Al pie de este cerro se abren múltiples senderos que llevan a cascadas, lagunas turquesas, glaciares y a los refugios de montaña. Entre ellos, Refugio Ilon, el R. Otto Meiling y el R. Agostino Rocca, en la ruta del Paso de las Nubes.

4) Visitar el Bosque de Arrayanes e Isla Victoria

Un recorrido casi obligatorio al visitar Bariloche es este, el cual te lleva a conocer la península de Quetrihue, donde está el Bosque de Arrayanes. Luego, se navega hasta el Puerto Anchorena de la Isla Victoria, mientras se observa toda la Cordillera de los Andes. Al recorrer sus senderos se llega a la Playa de Toro y se pueden conocer las pinturas rupestres hechas por los pueblos originarios que habitaron la zona. En este lugar se puede pasar el día en las playas de arena volcánica y la noche en el glamping o en la hostería de la isla, una experiencia inolvidable.

5) Cabalgatas atravesando bosques, mallines y estepa patagónica

La experiencia de recorrer a caballo y contemplar los escenarios boscosos, los mallines inundados y la inmensa estepa y sus peculiares formaciones rocosas es de las más memorables.

CABALGATA EN ESTEPA (1).jpg

6) Canopy y aventura

Para los amantes de la adrenalina y naturaleza hay varias opciones, entre ellas los circuitos de canopy (tirolesa) para hacer durante el día o la noche. Esta actividad propone otra manera de descubrir la naturaleza, en familia o con amigos: la increíble sensación de volar a través del bosque, contemplando asombrosos paisajes que serían imposibles de apreciar desde el suelo. En Bariloche se encuentra uno de los recorridos más largos de América del Sur, su total es de 1500 metros.

7) Trekking

La caminata, o trekking, se puede realizar por numerosos senderos en Bariloche. Esta actividad no exige experiencia previa cuando se practica bajo la supervisión de un guía de alta montaña, pero sí requiere de un nivel físico aceptable y una buena predisposición hacia las eventualidades que puedan surgir en cada expedición.

Es fundamental obtener información precisa sobre el estado de los senderos y sus diferentes niveles de dificultad. Además, si el recorrido se encuentra dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, es necesario realizar el registro de trekking con anticipación. Hay múltiples opciones de senderos habilitados para todos los niveles de dificultad, y toda la información se puede encontrar en Bariloche Trekking.

8) Rafting o flotadas en los ríos

El límite sur del Parque Nacional Nahuel Huapi está marcado por el Río Manso, en el que se pueden realizar travesías de rafting, rodeadas de bosque andino patagónico, y refrescarse en los piletones que se forman en su recorrido. Además, se pueden hacer flotadas en el río Limay, atravesando la estepa y las formaciones rocosas del entorno.

KAYAK.jpg

9) Navegar en velero por el Nahuel Huapi

Otra opción es navegar el famoso Nahuel Huapi desde Bahía López hacia el Brazo Tristeza o desde muelles hacia el Brazo Campanario, también desde Puerto Pañuelo hacia Isla Victoria. Hay múltiples paseos para disfrutar del lago en un velero en familia, en pareja o con amigos.

Los vientos constantes del incomparable Nahuel Huapi convierten a este lago en un verdadero paraíso para navegantes. Rincones exclusivos a los que sólo se puede llegar en barco, solitarias bahías ocultas y hermosas playas de ensueño para bañarse y relajarse.

10) Circuito Chico

El recorrido más tradicional de Bariloche, que atraviesa bosques, lagos y montañas. En el trayecto se pueden hacer distintas paradas en la Capilla San Eduardo, miradores con vistas panorámicas, senderos de dificultad baja, como el bosque de arrayanes, el Cerro Llao Llao o al mirador Brazo Tristeza, y playas para descansar, como Villa Tacul o Bahía Los Troncos.

11) Degustar la gastronomía tradicional

La gastronomía de la localidad es toda una experiencia en sí misma. Los chefs más reconocidos de la región se lucen con los platos de comidas típicas, las chocolaterías sorprenden con su arte dulce, los maestros cerveceros se inspiran en los frutos patagónicos y los paisajes para crear nuevas variedades de cervezas y los asadores criollos guardan sus secretos para hacer el cordero más sabroso. Por otro lado, en Colonia Suiza se puede apreciar el ritual del curanto.

12) Pasear en el tren patagónico y La Trochita

El Tren Patagónico realiza un viaje entre la cordillera y la estepa. Es un nuevo imperdible para realizar desde Bariloche, un plan perfecto para cerrar el día y contemplar la transición entre dos paisajes al atardecer. Parte de la imponente cordillera con sus altas cumbres, los lagos y ríos y va hacia la estepa, un paisaje completamente diferente donde la inmensidad y la paz son protagonistas. Una excursión para toda la familia, en la que grandes y chicos podrán conocer otros paisajes rionegrinos y disfrutar de una cena de asado criollo con opciones vegetarianas, celíacas y veganas en la estancia de la Estación Perito Moreno.