Actualidad Bariloche | residuos | proyectos

Bariloche: Investigadores fueron premiados por su proyecto

Franco Emmanuel Benedetto y Juan Pullao, investigadores de Bariloche, recibieron el reconocimiento por su proyecto sobre minimización de residuos peligrosos.

Los investigadores Franco Emmanuel Benedetto y Juan Pullao, de la División Aplicaciones Médicas e Industriales de la Gerencia de Investigación Aplicada de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en Bariloche, fueron galardonados en la decimosexta edición del “Concurso Nacional de Innovaciones - INNOVAR”, que cada año otorga el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, elegidos entre más de 700 proyectos.

El proyecto por el que fueron premiados en la categoría “Investigación” se titula “minimización y valorización de residuos peligrosos mediante gasificación por plasma” y consiste en el desarrollo de una innovadora tecnología para tratar cualquier tipo de residuos peligrosos (industriales, municipales, hospitalarios o radiactivos) en estado sólido, líquido o mezclas de ambos.

De acuerdo con los investigadores, la técnica de gasificación por plasma consiste en poner en contacto los residuos peligrosos con una flama de plasma térmico a alta temperatura dentro de un recipiente cerrado que comúnmente se conoce como reactor o cámara de plasma.

FV 790 VERMONT
image.png
Franco Emmanuel Benedetto y Juan Pullao, de (CNEA) en Bariloche, fueron premiados.

Franco Emmanuel Benedetto y Juan Pullao, de (CNEA) en Bariloche, fueron premiados.

En este reactor, “los residuos pueden ser tratados sin separación, selección o segregación previa (simplemente se trituran y se vierten mezclados). Durante el tratamiento, los materiales combustibles (tela, plásticos, papel u otros) pasan al estado gaseoso y luego de una limpieza son eliminados a la atmósfera asegurando que las emisiones gaseosas estén por debajo de los valores permitidos por las leyes vigentes”, explica Benedetto.

En tanto, los materiales no combustibles (arena, tierra, mampostería, metales, vidrios, etc.) son fundidos en un sólido llamado slag.

“Mediante esta técnica se logra reducir el volumen de los residuos en un 60-90% (dependiendo de la composición original) y al mismo tiempo se obtiene un residuo secundario vítreo más homogéneo y resistente al ataque químico que el residuo original”, apunta, por su parte, Pullao.

“El beneficio principal de esta técnica –resumen los investigadores de Bariloche- es la enorme reducción de volumen de los residuos originales. Esto facilita la gestión del residuo final y disminuye sus costos. Asimismo, cómo beneficio secundario, es posible generar energía a partir de los gases efluentes”.

Con respecto a esto último, además, se aplica un proceso de tratamiento físico y químico para el control de los gases y lograr así que el efluente final cumpla con todas las leyes vigentes. Este tratamiento está equipado con medidores de temperatura y composición que testean en forma continua los gases de salida.

image.png

Próximos pasos

Para poder estudiar la técnica de gasificación por plasma, Benedetto y Pullao desarrollaron en Bariloche un reactor prototipo que consta de una tapa superior por donde ingresan los residuos triturados. Su parte interna está construida en material refractario y en su parte inferior se encuentran una torcha de arco transferido de hasta 15 kW enfrentada a un ánodo desechable refrigerado. Entre la torcha y el ánodo se produce el plasma que se utiliza para gasificar/vitrificar los residuos.

Los próximos pasos serán proyectos para mejorar el diseño del reactor prototipo en base a los resultados que se están obteniendo y realizar más experimentos con diferentes tipos de residuos peligrosos. Además, los investigadores tienen la intención de avanzar en proyectos con instituciones y entidades interesadas en implementar esta técnica para el tratamiento de residuos peligrosos.

Sobre el Concurso INNOVAR

Organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el Concurso Nacional de Innovaciones INNOVAR es la iniciativa pionera que fomenta la innovación y premia a quienes se atreven a inventar, crear y mejorar productos y servicios. Los proyectos seleccionados son distinguidos con el objetivo de impulsar y promover invenciones de alto impacto social y comercial, potenciar emprendimientos de base tecnológica y continuar fortaleciendo el desarrollo de una cultura innovadora nacional.

En su decimosexta edición, la evaluación y elección de proyectos estuvo a cargo de un prestigioso equipo de 25 evaluadoras y evaluadores y un cuerpo de 12 jurados, especialistas en las diversas temáticas relacionadas a cada iniciativa. En total se registraron 766 proyectos.