Noticias | Bariloche | lluvias | clima

Bariloche: cuándo será la lluvia de estrellas

En Bariloche se vivirá una noche muy especial en las próximas horas, con una lluvia de estrellas que promete ser única.

El próximo miércoles 14 de diciembre, el cielo nocturno de Bariloche se cubrirá con una lluvia de estrellas muy interesante. Esta será la más esperada del año, con Gemínidas pudiéndose apreciar a simple vista. Procedente del asteroide Faetón y como una de las más numerosas del 2022, se podrá ver caer entre 100 y 150 meteoros por hora. El espectáculo sería entre las 00 y las 4 horas.

Fue la NASA quien informó que, siempre y cuando el clima esté en condiciones óptimas, es un hecho sin igual. El evento celeste produce la mayor tasa de meteoros, lo que obviamente es un gran atractivo. Daniel Chiesa, aficionado a la astronomía y director de Astropatagonia, habló con El Cordillerano en las últimas horas e hizo foco justamente en lo que sucederá próximamente.

Al respecto, dejó en claro que a veces la Tierra atraviesa la trayectoria de cometas que van dejando despojos a medida que orbitan al Sol. En ese momento es cuando se producen las lluvias de estrellas que no son más, que el ingreso de meteoritos a la atmósfera de la Tierra. A su vez, se sabe que las Géminidas se dan cuando el planeta pasa por la nube de escombros que dejó en su camino el asteroide 3200 Phaethon.

FV 790 VERMONT
image.png

Nuevo espectáculo en Bariloche

La órbita de este último alrededor del Sol es de 1,4 años. Cuando la Tierra atraviesa los restos del asteroide antes indicado, sus restos logran ingresar a la atmósfera a una velocidad que supera los 125.000 km/h. Por ello, se queman a una altitud de entre 70 y 90 kilómetros, lo que genera justamente los destellos que son mayormente conocidos como "estrellas fugaces".

Cabe recordar que, aquellas personas que deseen apreciar la lluvia de estrellas, no sólo en Bariloche, se recomienda mirar desde un lugar oscuro hacia el Norte. Como referencia está el planeta Marte, muy anaranjado y brillante. Además, no está demás aclarar que la contaminación lumínica arruina estos espectáculos. Pero, si no está nublado, debería verse a simple vista. Ñirihuau es un buen sitio para mirar hacia el cielo.

image.png