Actualidad alimentos | alimentación | Salud

Alimentos: Semana mundial de la Nutrición

Una alimentación insalubre está entre los primeros factores de riego para la salud por lo que se recomienda una ingesta de alimentos equilibra.

Este 28 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Nutrición, el objetivo de este día es concientizar a la población sobre la importancia de mantener una ingesta de alimentos equilibrada y adecuada.

Llevar una alimentación sana a lo largo de la vida ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas y variadas enfermedades no transmisibles y trastornos como la diabetes, las enfermedades cardiológicas, accidentes cerebrovasculares y el cáncer. Una alimentación insalubre y la falta de actividad física están entre los primeros factores de riego para la salud.

El aumento de la producción de alimentos procesados y ultra procesados, el cambio en los estilos de vida nos ha llevado a consumir más alimentos hipercalóricos, aumentar el consumo de grasas, azúcares simples y sal. A su vez, la mayoría no comemos suficientes frutas, verduras y fibra.

image.png
Consumir alimentos de manera balanceada es clave para cuidar la salud

Consumir alimentos de manera balanceada es clave para cuidar la salud

¿Cómo lograr una alimentación sana?

-Comer al menos 5 porciones de frutas y verduras al día. Esto nos permitirá disminuir el riego de desarrollar enfermedades no trasmisibles y garantizar el aporte diario de fibra. Comer una selección variada de colores de frutas y verduras ayuda a la salud. Incluir verduras en las dos comidas principales (almuerzo y cena), comer frutas como colaciones entre comidas. Preferir verduras crudas (al menos 1 vez por día), consumir las frutas con cáscara en lo posible.

-Aumentar el consumo de agua: beber como mínimo 2 litros de agua segura a diario. No esperar a tener sed para hidratarse.

-Disminuir el consumo total de grasas: Cocinar al vapor, al horno o hervir, en lugar de freír. Reemplazar la manteca por grasas ricas en grasas polinsaturadas (aceites vegetales de soja, maíz, canola, girasol. Preferir lácteos parcialmente descremados. Seleccionar cortes de carnes magros y quitar la grasa visible. Aumentar el consumo de pescado. Limitar el consumo de alimentos envasados (galletitas, snacks) y preferir alimentos de origen natural y casero.

-Disminuir con consumo de sal: limitar el uso de sal y de condimentos ricos en sodio para cocinar. No poner el salero en la mesa. Limitar el consumo de alimentos ricos en sodio (snacks, quesos duros, fiambres, enlatados, embutidos).

-Disminuir el consumo de azúcar: limitar el consumo de bebidas azucaradas y la cantidad de azúcar agregada a las infusiones. Disminuir el consumo de golosinas, productos de pastelería, galletitas.

La alimentación saludable es aquella variada, equilibrada, no restrictiva. En la que ningún alimento o nutriente es responsable de todos los males ni ningún alimento es milagroso.

Lic. Paula Zunino

Nutricionista

Coach Ontologico

M.P. 256