Actualidad alimentación | saludable | alimentos

Alimentación saludable: Ni ángeles ni demonios

En la alimentación saludable no existen "super alimentos" que puedan asegurarnos la salud, ni alimentos que sean prohibitivos.

Para la OMS (organización mundial de la salud) una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no trasmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. Pero… ¿cómo logramos alcanzarla?

Lograr una alimentación saludable no implica prohibir ni incorporar obligatoriamente determinados alimentos, las claves para alcanzarla son mucho más sencillas y cercanas: variedad y equilibrio.

La variedad es tratar de incluir alimentos de todos los grupos en nuestras comidas diarias. Cada grupo de alimentos tiene características nutricionales específicas, por lo que al consumir alimentos de todos los grupos nos aseguramos que incorporamos todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

La segunda clave es el equilibrio o la proporción en que consumimos esos alimentos, es decir, cantidades y frecuencias de consumo. Para entender esta pauta, la gráfica de las Guías alimentarias para la Población Argentina (GAPA) nos ayuda a visualizar los distintos grupos de alimentos y cuáles hay que consumir en mayor y menor cantidad:

83786_(500X500).jpg
Alimentación saludable: la clave está en la variedad y el equilibrio

Alimentación saludable: la clave está en la variedad y el equilibrio

De color verde y ocupando más de la mitad de la gráfica está el primer grupo de alimentos, el cual debemos consumir a diario y en mayor cantidad: frutas y verduras. La alimentación saludable nos invita a consumir al menos 5 porciones de estos alimentos. 2 platos de vegetales + 3 frutas por día puede ser una buena opción para lograr alcanzar este requerimiento.

Si a esto, le sumamos 2 litros de agua libre por día, tenemos casi asegurada la alimentación saludable.

No existen “super alimentos” que puedan asegurarnos la salud, ni alimentos que sean prohibitivos. Ni ángeles ni demonios, solo variedad y equilibrio.

En la alimentación saludable no hay ángeles ni demonios, no hay super alimentos que nos aporten todo lo que nuestro cuerpo necesite ni alimentos

Lic. Paula Zunino

Nutricionista

Coach Ontologico

M.P. 256