Actualidad Vacaciones | verano |

Vacaciones con bebés: rutinas, horarios, sol y mosquitos

El inicio de las vacaciones con los más pequeños no suele ser quizá lo esperado, como puericultora me gustaría contarles hoy sobre esta etapa.

Hoy me gustaría contarles hoy las vacaciones con los más peques, ya que no suele ser quizá lo esperado, así que como puericultora les propongo mirar esta etapa de una manera diferente.

Comencemos con los cambios de la rutina…

Las rutinas se desarman, se acuestan en horarios diferentes, hay más salidas, en la época de vacaciones, la casa se vuelve un poco caótica y por ende pone a los bebés en un estado de alerta y suelen estresarse. Es por eso, que van a pedirnos más de nuestra atención y más teta.

FV 790 VERMONT

Y porqué hay mas demanda de teta? La teta además de los beneficios que conocemos, hidrata al bebé otorgándole la cantidad y calidad justa de agua y minerales que necesita frente a un golpe de calor o frente a la sed que nos deviene del estrés. (Recordemos que los bebés hasta los 6 meses solo toman leche humana y no necesitan agua)

Hablemos del verano…

Existen varios factores para el malestar de los niños: el calor, la transpiración, la insolación, la deshidratación, los mosquitos, la incomodidad para ingerir ciertos alimentos, y el mal descanso. Todos estos, hacen que el bebé quiera estar más con nosotros, que se sientan incómodos, y que estén más inquietos.

Que hacemos con el sol y los mosquitos?

Es importantísimo estar atentos que no todo producto es apto para nuestro bebé. Debemos consultar con nuestro pediatra siempre, sobre marcas y modos de aplicación.

-recordemos que los bebés no pueden ser expuestos al sol directo (evitar estar al sol de 11 a 16hs),

-solo hay pocas marcas en el mercado dermatologicamente testeadas para el uso en bebés menores de 6 meses de vida.

-una de las opciones es usar barreras físicas como remeras anti UV, gorra y ropita clara.

-usar sombrillas (no olvidemos que las de propaganda no cubren de las exposición UV).

-existen en el mercado diferentes tipos de filtros solares, estos pueden ser de orígen químicos y minerales. (éste último funciona como espejo y no penetra en la piel del bebé)

- segun la actualización de la Asociación pediátrica argentina (SAP), en cuanto a los repelentes de insectos, estos deben ser usados a partir de los dos meses de vida.

-el repelente recomendado es el DEET(dietiltoluamida que no supere el 30%) deben ser colocados en la ropa y en la piel donde el bebé no se lo pueda llevar a la boca. (y también hay indicación por edad para el uso de los mismos) Importantísimo consultar con tu pediatra.

-éstos productos tienen su tiempo de renovación, debemos leer bien cada cuanto tiempo debemos volver a aplicarlos.

-además no solo los usamos cuando “vamos a la playa”, sino para ir a la plaza, estar en el parque de tu casa o salir a caminar.

-es de suma importancia que estos productos esten testeados correctamente bajo las normas de nuestro país y estar atentos a la fecha de caducidad

-si vamos a aplicar protector y repelente recordemos que primero tiene que ir el protector, esperar que lo absorba la piel y luego el repelente

Y el tema Viajes?:

No todas las familias tienen la misma experiencia, algunos se adaptan fácil y otros no tan bien. Si lo analizamos bien, cuando nos embarcamos en unas vacaciones, estas implican, planificar, armar las valijas, viajar, llegar, estar, otra vez armar las valijas, y emprender el viaje de vuelta. Los adultos ya sabemos a qué nos exponemos, pero el niño no lo sabe.

Les modificamos sus rutina en casa, pasan a un auto o a un avión, a un cambio de horarios, olores y ruidos nuevos. Y algo no menor es que tienen que lidiar con la ansiedad o nerviosismo de los adultos.

Todo esto nos pone en un lugar de inseguridad y necesitamos más que nunca atención, upa y la teta.

Y entonces???…

El verano será imposible?

Me gusta pensar que con los años hacemos las paces con el calor, aprendemos a refrescarnos e hidratarnos, a alimentarnos distinto para sentirnos mejor, a buscar actividades que no nos sofoquen, y con el tiempo los niños también.

No salimos más de viaje?

Con el tiempo los niños se acostumbran a viajar, y lo disfrutan, pero en un principio está bueno evaluar si no implican para la familia mas estrés, porque seguramente al cambio que viva el bebé se le va a sumar el estrés familiar y este cóctel sí puede ser caótico.

La propuesta que les acerco siempre es, ponernos en su lugar, no esperemos que el bebé esté tranquilo si nosotros estamos nerviosos, o que descanse mejor si le cambiamos los horarios o que se adapte a largos paseos si no están descansando bien o simplemente que extrañen su casa y su rutina. Y aunque no lo crean la teta en este momento es un gran aliado, la alta demanda es un pedido de rescate y un gran llamado de atención.

Tratemos de hacer un balance de qué tipo de vacaciones tener cuando nuestros bebés son muy pequeños.

No olvidemos que nosotros también tenemos que descansar, comer bien y estar listos para enfocar el año que se viene y si proyectamos algo que nos va agotar más de lo que nos va a permitir descansar no está tan bueno.

Como siempre les digo, esta etapa no es para siempre, la época de ser bebé se pasa muy rápido!

Lali Zurzolo

Duola y Puericultora