Actualidad Salud |

Salud: mitos y falsas creencias sobre el uso del preservativo

Desde Salud informan que la no utilización del profiláctico es la principal causa de las infecciones de transmisión sexual.

Según datos del Ministerio de Salud la no utilización del profiláctico es la principal causa de la transmisión de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en general y esta conducta de riesgo explica 9 de cada 10 nuevas infecciones de VIH en el país, donde 139.000 personas conviven con el virus.

Algunos de los mitos más populares dicen que no hace falta usar preservativo en el sexo oral para protegerse de las infecciones de transmisión sexual (ITS), que los condones no son para todos los cuerpos ni tienen un lugar en las relaciones estables, sin embargo los especialistas los desestiman y reivindican su uso en este Día Mundial.

Usos y recomendaciones

El preservativo es la única barrera que evita la transmisión sexual del VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Para usarlo correctamente es necesario:

FV 790 VERMONT
  • Comprobar que tenga aire y no esté vencido: todos los preservativos tienen fecha de vencimiento y es importante chequearlo antes de usarlos. También, que el sobrecito contenga aire para comprobar que no esté deteriorado.

  • Poner el preservativo una vez que el pene esté completamente erecto: de este modo el preservativo se mantiene en su lugar durante toda la relación sexual.

  • Sacar el aire de la punta: antes de desenrollarlo y una vez que está apoyado sobre el pene erecto, se recomienda apretar la punta para sacar el aire. Esto evitará que se derrame semen

  • El preservativo se debe desenrollar fácilmente: Si no se puede desenrollar hasta la base del pene, es porque se colocó del lado equivocado. En este caso, hay que tirar el preservativo y empezar con uno nuevo

  • Usarlo de principio a fin: esto incluye juegos previos, sexo oral y quiere decir que se usa desde la erección hasta después de la eyaculación

  • No esperar para sacar el preservativo: se recomienda hacerlo una vez que se haya eyaculado y antes de perder la erección para evitar que el semen se derrame.

  • Hacer un nudo y tirar a la basura: el preservativo no debe tirarse al inodoro para evitar taparlo

Si el preservativo se rompe, consulta en el centro de salud más cercano dentro de las 72 horas de la situación de riesgo. Un profesional evaluará si es necesaria la profilaxis post-exposición para evitar un embarazo e infecciones de transmisión sexual.

FUENTE: Fundación Huésped y Ministerio de Salud de la Nación

Temas