Actualidad Junín de los Andes | redes | Neuquén

Junín de los Andes: encontró con un dibujo a su gallina

Una pequeña de 8 años de Junín de los Andes, Neuquén, decidió pintar a su mascota en un cartel y repartilo por el barrio para encontrarla.

Nuevamente Neuquén, se volvió el centro de una esperanzadora historia que se viralizó por las redes sociales. En Junín de los Andes, una niña de ocho años perdió a su gallina, y para encontrarla decidió pintar carteles con la imagen de su mascota. La situación conmovió a toda la comunidad.

La relación entre la pequeña y "Blanquita", su gallina se remonta a un tiempo atrás, cuando Clarita le pidió a sus padres tener de mascota a una gallina, a lo cual no accedieron porque en su casa tienen dos perros.

Sin embargo, Clarita no se dio por vencida y cuando sus abuelos visitaron Junín de los Andes, desde Buenos Aires, en el mes de abril le cumplieron el sueño a su nieta y le regalaron un pollito.

FV 790 VERMONT
image.png
El papá de Clara compartió el dibujo de su hija en grupos de Junín de los Andes.

El papá de Clara compartió el dibujo de su hija en grupos de Junín de los Andes.

Todo marchaba bien, hasta que a principios de mayo, la gallina bautizada como "Blanquita", por sus tres manchas blancas que tiene al costado de su cabeza, desapareció.

En ese momento, la niña oriunda de Neuquén comenzó a buscarla por todos lados, recorrió casas y alertó a los vecinos sobre lo ocurrido, hasta que un día Clara tuvo una brillante idea: pegar carteles con la imagen de su gallina por todo el barrio.

image.png

De esta manera, la nena pintó a su mascota en un cartel y dejó su teléfono por si alguien la encontraba. La leyenda de panfleto decía: "Gallina perdida. Se busca". La búsqueda del animal revolucionó las redes sociales, ya que el padre publicó la imagen del cartel y se viralizó por todos lados.

Gracias a la ayuda de la comunidad y las redes sociales, la historia terminó con un final feliz ya que Blanquita, luego de estar tres días desaparecida, se reencontró con su dueña. Una vecina les avisó que la gallina había sido vista en un terrero de Junín de los Andes.